BAE NEGOCIOS 09-04-15


La tecnología permitió reformular e impulsar los trabajos tradicionales


Internet parece lograr lo que las políticas públicas no logran: seducir a los trabajadores de oficios tradicionalmente no regularizados, como la albañilería, el cuidado de personas, la realización de trámites, la plomería, el gas y la electricidad, a que cobren sus servicios por plataformas on line y hagan sus aportes como monotributistas a cambio de darle mayor previsibilidad a su futuro jubilatorio y acceder a beneficios en el sistema financiero clásico. En el país existen al menos tres plataformas orientadas exclusivamente a ofrecer estos trabajos bajo la modalidad de comercio electrónico. Ya hay más de 6.000 personas que brindan sus servicios y más de 20.000 usuarios que los contratan a través de la vía electrónica.
 

Para leer la nota completa accedé aquí